jueves, 7 de noviembre de 2013

Sevilla y el autobús

Aún recuerdo esos enormes naranjas circulando por nuestra ciudad como si fuera ayer. En la retina queda retenido ese recuerdo de las tardes de invierno esperando el autobús en la parada del barrio y ver aparecer al fondo de la calle una gran mancha naranja y humeante que esperábamos para poder llegar al centro de la ciudad.
Hace mucho que nuestros bolsillos no guardan esa infinidad de cartoncitos naranjas y verdes que nos hacían viajar por unas cuantas pesetas hasta la Encarnación, la Plaza Nueva, o recorrer de punta a punta la Avenida de la Constitución, en un tiempo en el que el eslogan de cualquier conductor de autobús era: "El bono-bús ahorra, ¡Haga la cuenta!".
Al igual que aquellos bonobús, los asientos de plástico naranjas o los viajes hasta el mismísimo centro de Sevilla, esos infatigables autobuses naranjas pasaron a mejor vida y hoy este blog los recupera de la memoria sevillana.

Pegaso 6038 Monotral '85 de TUSSAM - Plaza Nueva - Agosto del '91
Algunos modelos de autobús, como los Pegaso 6038 o los Renault (Fondo de la imagen) estuvieron en activo casi 20 años. Aún recuerdo que los últimos autobuses pintados de naranja eran viejos Renault PR-100 color butano que pedían a gritos una jubilación. En 2007, Tussam donó todos estos autobuses a Cuba, ya que la legislación prohibía su uso si el autobús tenía más de 18 años. Entonces los autobuses ya llevaban un par de años pintándose en el actual color grana y oro.

Pegaso 6035 '78 de TUSSAM
Estos modelos también coexistieron con los más anticuados Pegaso 6035 que TUSSAM utilizaba desde su constitución en 1975 y, anteriormente, la SMTU (Servicio Municipal de Transportes Urbanos) antecesora de la actual TUSSAM. Tiempos en los que estos mastodontes eran tricolor: Azul, rojo, blanco.

Pegaso 6035/4 Monotral '77 de TUSSAM - Primeros Años 80
Desde mediados de los años 80, el altísimo descenso de viajeros obligó a TUSSAM a modernizarse: Aire acondicionado en los autobuses, nuevas marquesinas en las paradas y el color naranja butano o naranja Sevilla que hasta hace pocos años nos acompañaba en cada viaje.

Y es que, ya fueran naranjas, azules o grana, todos recordamos estos incansables de la carretera, testigos mudos del avance de una ciudad y unos habitantes, confidentes que guardaron secretos en sus asientos durante décadas. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario